Usted está aquí

FRANCISCA PEDRAZA, MUJER Y MEDIA
DECIR "NO" EN LA ESPAÑA DEL SIGLO DE ORO

MAZO REVUELTA, ALMUDENA DEL

ISBN: 
978-84-948422-8-3
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
120
Dimensiones:
170x240
Fecha edición:01/10/2018
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión

× Este libro se puede adquirir pero el plazo de entrega será un poco más largo de lo habitual. Disculpen las molestias.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

18,00€
Francisca de Pedraza fue la primera mujer que consiguió que la justicia reconociera que habría sufrido violencia de género (1624). Huérfana y estudiante en un convento de Alcalá de Henares, contrajo matrimonio con Jerónimo de Jaras en 1612, con quien tuvo dos hijos.
A causa de la violencia y las humillaciones de su marido contra ella, el 28 de julio de 1620 presentó la primera demanda de divorcio ante el canónigo de la Colegial de la Villa de Alcalá. En la sentencia, que tuvo lugar al 16 de septiembre de ese año, se pedía a Jerónimo de Jaras ?que de aquí en adelante trate bien y amorosamente? a su mujer.
La sentencia de esta primera demanda, en la que los testigos confirmaron la existencia del maltrato, tuvo lugar el 16 de septiembre de ese mismo año: en ella Continuando de este modo la violencia por parte de su marido, Francisca interponía una segunda demanda de divorcio el 6 de julio de 1622, esta vez ante la corte arzobispal. Contó nuevamente con el respaldo de multitud de testigos que reafirmaron el sufrimiento y peligro que corría la vida de la alcalaína a causa de la convivencia con su marido, y la sentencia llegó el 13 de octubre: el vicario general dictaminó una amonestación contra Jerónimo de Jaras para que ?de aquí en adelante trate a su mujer con mucho amor (?) y no le haga semejantes malos tratamientos?.
A pesar de este segundo revés que le suponía casi una condena a muerte, y a pesar de haber enfermado gravemente, Francisca de Pedraza siguió luchando: acudió a las más altas instancias, el nuncio del Papa ante los reinos de España, y logró que autorizasen llevar el caso ante la Audiencia Escolástica de la Universidad de Alcalá.
Por aquel entonces habían pasado diez años de maltrato continuado, que llegaron a su fin gracias al afamado jurista Don Álvaro de Ayala, primer colegial con los grados de licenciado en Derecho Canónico y Civil. Su sentencia fue clara y novedosa: quedaron revocadas las resoluciones anteriores; se permitió la separación; se dictaminó que Jerónimo de Jaras devolviera la dote entregada en el matrimonio, y se concedió una precursora orden de alejamiento para que Francisca no pudiese sufrir maltrato alguno ni por parte de su marido ni por la familia de éste.
Conocer la historia de la vida de Francisca de Pedraza permite contar con el hilo conductor para sensibilizar sobre la violencia de género ofreciendo un símbolo de la igualdad de género tanto a nivel local como nacional: dar un ejemplo de empoderamiento en un momento histórico adverso para las mujeres. Esta lucha llevada al presente sirve de modelo y denuncia en situaciones actuales de maltrato.

Recomendaciones

MAZO REVUELTA, ALMUDENA DEL

Estudié Bellas Artes, en Madrid, y me especialicé en escultura. Al dibujo, la talla, el modelado, la creación de obra, las exposiciones y la docencia. dediqué mi primera etapa profesional.

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario