FUENZALIDA, ELISA

Elisa Fuenzalida nació en Niger en 1978, hija de un sacerdote peruano y madre desconocida. Vivió en la calle, de la compra-venta de animales y predicando el islamismo hasta 1990, año en que adquiere la plena consciencia de sus orígenes. Resentida contra la sociedad, declara públicamente la guerra contra todo el mundo. Años de diversas actividades delictivas y breve paso por el infame pabellón de menores ?conocido como el Pipi- de la carcel de Inezgane, en Marruecos. Es liberada por una extraña confusión legal vinculada a la homonimia. Se traslada a la ciudad de Casablanca, donde inicia estudios de filología hispánica de forma autodidacta y sostenida. En 1996 empieza a escribir los poemas que compondrían Perro Cerdo Paraíso, la que ella considera su obra maestra y que por poco le cuesta el linchamiento público. Ninguna de las casi 200 plaquetas escritas a mano ha podido ser recuperada.<BR><BR>En el año 1997 retoma el contacto con su padre y se muda a Madrid con él. Meses más tarde el sacerdote acaba con su vida, habiendo tenido el detalle de declararla heredera universal de una de las colecciones de escarabajos más completa del mundo. La escritora toma su nombre de la enigmática inscripción grabada en las cajas de estos insectos (?Nosotros lo sentimos todo?). Pasa los años sucesivos intentando reescribir de memoria Perro Cerdo Paraíso sin éxito. Ese mismo año sucumbre ante la tentación de la autobiografía, que autoedita bajo el nombre de su única plaqueta. Dos días antes de la presentación del libro, la imprenta sufre un aparatoso incendio en el que se pierde hasta el último rastro el manuscrito. Irreales (Papel de Fumar Ediciones, 2011) es el remanente de este desastre y se encuentra a la venta por solo 5 pavos en las librerías más chéveres del mundo (consulte: Papelito ¿dónde estás?). Actualmente reside en Madrid, donde edita la colección de narrativa de Papel de Fumar Ediciones, se publica sus propios libros y administra una pajarería.