Usted está aquí

G. VELÁZQUEZ, PRADO

De raíces manchegas, catalana de adopción, Prado G. Velázquez se descubre como una mujer polifacética, amante de la imagen, de la comunicación y de las letras. Su vocación más temprana fue el teatro por lo que muy pronto se dedicó a escribir historias que luego interpretaba. Cursó estudios de arte dramático en las escuelas Nancy Tuñón y Teatre de la Riereta, así como de doblaje. Se dedicó a la publicidad, pero fue el cine y el teatro alternativo lo que, además de interpretar, le dio la oportunidad de flirtear con la dirección y de escribir guiones para cortometrajes. Estimulada por su otra pas