AVISO IMPORTANTE

Los pedidos que recibamos desde EL 27 DE JULIO hasta la vuelta de vacaciones EL 2 DE SEPTIEMBRE, serán atendidos por orden de llegada EN SEPTIEMBRE. Las librerías estarán cerradas desde el 27 de julio, volvemos el 2 de septiembre.

EL PERVERSO Y LA MUJER

EN LA TIERRA
Imagen de cubierta: EL PERVERSO Y LA MUJER
Precio: 24,00€
Agotado
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
367
Dimensiones: 190 mm × 130 mm × 0 mm
Fecha de publicación: 
2016
Materia: 
ISBN: 
978-950-602-320-1

Una pareja extraña atraviesa la modernidad literaria: la del ?perverso? y ?la mujer?, como participantes de un escenario transgresor. El psico-análisis, al que se acude aquí para hacer oír el texto literario más que para ?aplicarse? a este, permite dar la medida de ese hecho: es como si, por un lazo metafísico, que encuentra su sentido por el ?saber del inconsciente? freudiano, la saga de la perversión se encontrará asociada al devenir-mujer y de algún modo fuera cómplice, si no solidario, de este. De Don Juan a Kafka y Mishima, pasando por Racine y Baudelaire, por Marivaux y Beaumarchais, Giono y Wilde, es la génesis literaria de una verdadera pareja lo que se vuelve legible. La mujer es el tema a la vez privilegiado y oculto de este relato en el que el hombre llamado perverso es a la vez autor y héroe. ¿Qué es entonces lo que da al perverso ?en el sentido teológico y analítico- derecho de mirada sobre la mujer y poder de ?puesta en escena? de la femineidad? ¿Cómo puede el sujeto más escindido saber, por su ignorancia misma, tan elocuente como lúcida, sobre el ?querer-mujer? en el que Freud coloca justamente el límite de la explicación analítica? Es volviendo a partir de esta cuestión de la seducción y de su escritura como es posible experimentar los interrogantes planteados en Freud y la mujer. Se trata de un problema indisolublemente clínico y literario, si es que es cierto que la escritura de la ?perversión?- en un sentido que esta investigación contribuye a explorar- tiene esa virtud singular de liberar la femineidad. Lo que echa a la vez, con el tema de la petrificación de la ley, una mirada sobre la versión (pos)moderna del ?malestar en la cultura?.