Usted está aquí

Imagen de cubierta: BRUMARIA 30

ESTROMATOLOGÍA TEORIA DE LOS NIVELES FENOMENOLÓGICOS
BRUMARIA 30

SÁNCHEZ ORTIZ DE URBINA, RICARDO

ISBN: 
978-84-939935-5-9
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
472
Dimensiones:
160x240
Fecha edición:01/03/2014
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños

× Este libro se puede adquirir pero el plazo de entrega será un poco más largo de lo habitual. Disculpen las molestias.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

23,00€
En la primera década del pasado siglo, ocurren, en el seno de una ciencia física, por entonces orgullosamente consolidada, dos revoluciones de signo muy diferente pero complementarias y coincidentes en un punto: la impugnación del infinito de la comunicación instantánea (primera relatividad), y la del infinito de la continuidad ilimitada (física cuántica). Con esta transformación, todavía en curso, cesa una cosmovisión ?clásica?, y se inicia una nueva era intelectual, la de una cosmovisión ampliada.
En paralelo con lo iniciado en las ciencias naturales, y por las mismas fechas, tiene lugar en la filosofía una revolución por la que la filosofía clásica, de dominancia eidética (dominación del infinito) se hace filosofía fenomenológica, de dominancia intencional (análisis de correlaciones finitas entre operaciones y síntesis).
Ahora sabemos que esta ampliación, la atención cuidadosa a un fenómeno, que ya no es sólo la antesala de una esencia, es, paradójicamente, un ?retroceso? a un `plano explicativo previo, ?pluripotente?, por utilizar un calificativo de lo que, parejamente, está sucediendo en la biología actual.
En este libro, frente a los análisis clásicos de los niveles de la scala naturæ, con lo humano como culminación natural, se ensaya un análisis de los niveles ?correspondientes? de una escala fenomenológica que arranca de lo humano como realidad dada. Ideas fundamentales tales como las de subjetividad, temporalidad, espacialidad, significatividad o afectividad, quedan afectadas por esta nivelación intencional.
En especial, se denuncia la subordinación de la vida intencional a las estructuras eidéticas, e incluso la supuesta continuidad entre ambas instancias, que conduciría al ahogamiento de la primera por la segunda, como planteó insuficientemente Husserl en su último libro, la Krisis. Ahora sabemos que son dos instancias de origen fenomenológico diferenciado. Quedan así, al descubierto, las raíces filosóficas del verdadero tema de nuestro tiempo, la explotación del capital humano (intencionalidad) por el capital especulativo (eidética), y la razón de fondo por la que la economía (sin política) es una ciencia lúgubre, es decir, literalmente, ?que produce dolor?.

Recomendaciones

Índice de contenidos<BR>Prólogo<BR>Primera parte<BR>Constitución de la matriz fenomenológica<BR> Strômata, strata, structa.<BR> El prisionero y el agrimensor: cambio de mito.<BR> Las fases del ser de Simondon.<BR> La década prodigiosa de Husserl.<BR> Polémica entre condiscípulos: Husserl versus Twardowski.<BR> Fenomenología material.<BR> El idealismo fenomenológico.<BR> El materialismo fenomenológico.<BR> La matriz fenomenológica. La catástrofe ultravioleta.<BR> Tres estudios de casos.<BR><BR>Segunda parte<BR>Análisis de la matriz fenomenológica<BR> Proteo: el nivel ?superior?.<BR> El silencio de las sirenas: el nivel de ?intermediación?.<BR> Main street: el nivel ?inferior? del mundo vivido.<BR> La doble sképsis: fenomenológica y cuántica.<BR> Ego-logía.<BR> Crono-logía.<BR> Topo-logía.<BR> Logo-logía.<BR> Thymo-logía.<BR><BR> Epílogo<BR>La matriz cuadrada fenomenológica<BR> La realidad humana y el reduccionismo.<BR> La realidad humana y la reducción.<BR> Anábasis, catábasis, hipérbasis.<BR> Nivel fenomenológico ?superior?, nivel clásico ?inferior? y nivel de ?intermediación?: el problema de la jerarquía.<BR> La pérdida de sentido y su recuperación por reduplicación: eidética, mítica, estética.<BR> ¿Crisis de la humanidad o Krisis de las ciencias?<BR>

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario