Usted está aquí

Imagen de cubierta: LA RAZON HUMANITARIA

LA RAZON HUMANITARIA
UNA HISTORIA MORAL DEL TIEMPO PRESENTE

FASSIN, DIDIER

ISBN: 
978-987-574-771-5
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
382
Dimensiones:
155x228
Fecha edición:01/02/2016
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión

× Este libro se puede adquirir pero el plazo de entrega será un poco más largo de lo habitual. Disculpen las molestias.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

29,00€
Los sentimientos morales resultan ser una energia esencial de las politicas contemporaneas: ellos nutren los discursos y legitiman las prácticas, especialmente cuando estas se dirigen a los desposeídos y a los dominados -que pertenecen a un mundo cercano (los pobres, los extranjeros enfermos, las personas sin vivienda) o lejano (las víctimas del hambre, de las epidemias, de las guerras). Por sentimientos morales entendemos las emociones que nos conducen sobre el malestar de los otros y nos hacer desear corregirlo. Ellos asocian afectos y valores -la sensibilidad y el altruismo -, algunos hacen derivar los segundos de los primeros, es decir la moral de los sentimientos: por lo tanto según esta tradición filosófica, la experiencia del sufrimiento precede al sentido del bien. La compasión cumple con la forma más acabada de esta combinación paradojal entre el corazón y la razón: es la simpatía que se siente frente al infortunio del prójimo la que produce la indignación moral susceptible de generar una acción que busque hacerlo cesar. De esa forma, frente al hombre dejado por muerto por los tunantes en el borde de un camino, el Buen Samaritano del Evangelio se conmueve: le llena la panza, encuentra un hospedaje y paga para que reciba cuidados. Esta parábola inaugura de manera paradigmática una política de la compasión que riega la moral occidental mucho más allá de la doctrina cristiana, la que por otra parte no ostenta el monopolio de la solicitud frente a la desgracia de los otros.

En ese contexto, propongo llamar gobierno humanitario? al despliegue de los sentimientos morales en las pol?ticas contemporaneas. Gobierno debe entenderse aqu? en sentido amplio,como el conjunto de dispositivos establecidos y de las acciones realizadas para administrar, regular, favorecer la existencia de los seres humanos; el gobierno incluye, pero sobrepasa la intervenci?n del Estado, de las colectividades territoriales, de los organismos internacionales y generalmente, de las instituciones pol?ticas.

Recomendaciones

FASSIN, DIDIER

Antropólogo y sociólogo, es profesor de Ciencias Sociales en el Institute for Advanced Study de Princeton y director de estudios en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París. Formado en medicina interna y salud pública, dedicó sus primeras investigaciones a la antropología médica en Senegal, Ecuador y Sudáfrica, en particular, a las políticas sanitarias y las desigualdades.

Agradecimientos.

Introducci?n: El gobierno humanitario.

Un sufrimiento develado: los lugares de escucha para los excluidos y los marginales.

Una elecci?n pat?tica: la ayuda de urgencia a los desocupados y precarios.

Un protocolo compasivo.

Una prueba de verdad: el reconocimiento por el cuerpo de los demandantes de asilo.

Una hospitalidad ambig?a: la administraci?n de los indeseables.

Una masacre de inocentes: las representaciones de la infancia en tiempos del SIDA.

Un deseo de excepci?n: la gesti?n de los siniestrados en cat?strofes.

Una subjetividad sin sujeto: la metamorfosis de la figura del testigo.

Una humanidad desigual: la asistencia a las v?ctimas de conflictos.

Cr?tica de la raz?n humanitaria.

Bibliograf?a.

?ndice de figuras y tablas.

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario