Usted está aquí

Imagen
Actividad

Cuentacuentos. «Se me ha quedado un cuento enredado en la lengua»

Domingo, 19. Junio 2016 - De 12:30 hasta 14:00
Lugar: 

Librería Traficantes de Sueños
Aportación libre y voluntaria
Aforo limitado
 

Organiza: 
Calatea
Nº de comentarios: 0
descripcion alternativa Versión para impresión

Edad recomendada es entre 4 y 10 años.
Dos pases: 12:30h y 13:15h

Hace un tiempo, a Vicente , renombrado cuentacuentos, se le fueron volando todos los cuentos.  Fue un día de viento. Los llevaba todos guardados dentro de su gran sombrero de copa que, t ras  el vendaval voló por el cielo dejando perderse en libertad todas las historias que llevaba consigo .  Afectado  por  el  desastre,  Vicente   decidió  llamar  a  Gea  y  Pruna,  expertas  investigadoras  de  historias extraviadas. Su misión es muy importante. Con todos estos personajes volando por ahí  hay  quienes  intentan  capturarlos  para  disecarlos,  para  hacerlos  sólo  suyos.  Los  cuentos,  asustados,  se  resguardan  en  la  lengua  de  las  personas  y,  si  no  se  reconocen  y  se  cuentan,  se   quedan enredados o para siempre o, peor aún , se olvidan.

Gea y Pruna recorren sendas y montañas en busca de estas historias que hablan de la lluvia, de  misteriosas comunidades mágicas, de pequeños héroes cotidianos y desconocidos y mucho más.

Se me ha quedado un cuento  enredado en la lengua  es un  espectáculo de cuentacuentos construido a partir de una  necesidad: estimular la imaginación y la creatividad de  los  más  pequeños  partiendo  de  objetos  y  situaciones  cotidianas  que  se  transforman  en  fantásticas.    Así,  las  gotas  que  componen  la  lluvia  pueden  reflejar  la  heterogeneidad propia del mundo y el ser humano, una  persona que cuida y planta árboles puede convertirse en  un héroe  de carne y hueso. También nosotros . 

Al  partir  de  un  mundo  cercano,  la  imaginación  de  los  niño s  se  alimenta  con  la  certeza  de  que,  para  transformar  la  realidad,  hace  falta  creatividad  y  juego.  Cada uno de nosotros puede crear e imaginar mundos  posibles con muy poco.

Las  historias  seleccionadas  defienden  una  serie  de  valores como el medioambiente,  la igualdad de género,  el respeto por los derechos humanos y los derechos de  los niños y la resignificación del espacio público