CASSIRER Y SU NEO-ILUSTRACIÓN

LA CONFERENCIA SOBRE WEIMAR Y EL DEBATE DE DAVOS CON HEIDEGGER
Imagen de cubierta: CASSIRER Y SU NEO-ILUSTRACIÓN
Price: 12,50€
Este libro se puede adquirir pero el plazo de entrega será un poco más largo de lo habitual. Disculpen las molestias.
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Traductor/a: 
Número de páginas: 
112
Dimensiones: 210 cm × 145 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
2018
Materia: 
ISBN: 
978-84-92751-49-5

En su conferencia pronunciada en 1928 para conmemorar la República de Weimar, Cassirer muestra que los valores defendidos por esa constitución republicana hunden sus raíces en la Ilustración europea. Los derechos del hombre y del ciudadano promulgados por la Revolución francesa gracias a Lafayette se habrían inspirado desde luego en las declaraciones de los nuevos Estados libres norteamericanos, pero deberían su gestación y consagración conceptual nada menos que a filósofos como Leibniz o Kant. Con todo ello se ilustra la fecunda interacción que se da entre teoría y praxis, entre la historia de las ideas y el cómo va configurándose merced a ellas nuestra realidad político-social.
Poco después, en la primavera de 1929, los asistentes a un congreso filosófico celebrado en la localidad suiza de Davos presenciaron un debate que ha devenido legendario por confrontar dos cosmovisiones antagónicas. En torno a sus respectivas interpretaciones del pensamiento kantiano, Cassirer y Heidegger presentaron dos tendencias llamadas a prefigurar el destino de Europa en aquellos momentos. Mientras Cassirer aboga por una suerte de nueva Ilustración que promueva el pensar por uno mismo, la lectura heideggeriana del kantismo habría de prestarse mejor, desafortunadamente para todos, a verse manipulada por los caudillismos políticos totalitarios, tal como denunciará el propio Cassirer en El mito del Estado.

AUTOR/A

CASSIRER, ERNST

Filósofo original y también expositor de la obra de otros pensadores (especialmente de Kant), Ernst Cassirer estudió derecho en la Universidad de Berlín y filosofía y letras en las Universidades de Leipzig, Heidelberg, Munich y Marburgo. Profesor adjunto en la Universidad de Berlín, pasó a la de Hamburgo en 1919, donde más tarde fue rector, cargo al que renunció en 1933, cuando llegó Hitler al poder. Siguieron años de exilio: Oxford, Göteborg (Suecia) y finalmente los Estados Unidos, donde enseñó en Yale y Columbia. Murió en la calle, de un infarto, cuando acababa de dictar su curso en esta última universidad. De inteligencia privilegiada y memoria fotográfica, aprendió el inglés en tres meses, antes de pasar a Oxford, y el sueco en otros tres meses, para dictar cursos en la Universidad de Göteborg.
Como pensador, Cassirer replantea, ampliándolas, algunas de las ideas centrales de Kant. ¿Cómo llegamos a conocer el mundo que nos rodea? Kant cree que una serie de principios organizadores, o categorías, como nuestra percepción del espacio y del tiempo, organizan los datos que proporcionan nuestros sentidos. Cassirer acepta estas premisas, pero las adapta a un rico conjunto cultural: para él son los símbolos y el pensamiento simbólico lo que constituye la esencia de los seres humanos. Los símbolos dan forma a nuestra actividad mental, tanto en los mitos como en el lenguaje, el arte, la poesía, las ciencias de la naturaleza y las ciencias exactas. 'Las ciencias de la cultura' es parte importante de su esfuerzo por generalizar y actualizar el pensamiento de Kant, adaptándolo a la tradición mítica, el lenguaje, la cultura y la modernidad.