REGINA & CELESTE

UNA CORRESPONDENCIA
Imagen de cubierta: REGINA & CELESTE. UNA CORRESPONDENCIA
Price: 22,90€
Este libro se puede adquirir, siendo el plazo de entrega un pelín más largo de lo habitual. Muchas gracias.
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
622
Dimensiones: 235 cm × 150 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
2019
Materia: 
ISBN: 
978-84-95291-74-5

n libro emocionante y vital, transgresor, sin tabúes, necesario. Dos cuerpos, dos historias, una correspondencia trans.Regina&Celeste son dos nombres, dos cuerpos, dos historias y una sola correspondencia. En su momento, privada: sin formalidad ni ceremonia alguna. Y ahora, igual de informal, pero pública, a la vista de quien se atreva a leerla. Porque estamos ante un emocionante diario vital escrito a dos manos, sin tabúes. Un viaje a contracorriente en el que se despiezan y se cuestionan etiquetas, categorías y estereotipos relacionados con el LGTBI y con cualquier asunto que huela a género y a condición humana.Margarite Yourcenar dijo que «de lo que andamos faltos es de realidades». Esta correspondencia es diametralmente opuesta a esa literatura saturada de palabras llenas de más palabras. A cambio, estas cartas supuran una realidad bárbara, pero también «fantasías, prótesis y capas superpuestas». Aquí se dialoga, con una salvedad: el diálogo es terriblemente honesto. Una conversación por escrito mantenida entre 2013 y 2016 sin cortapisas, que chapotea explícitamente en arenas movedizas como el cambio de sexo, la s
upervivencia, la pornografía, el arte, la adicción, lo queer, la construcción de género, la prostitución, el estradiol, lo epiceno, la identidad?Pero también en las aguas revueltas de dos p...

AUTOR/A

GONZÁLEZ, CELESTE

Celeste, llamada anteriormente Mauricio González, fue bailarín «de-formado» en danza académica en Las Palmas, Madrid y Zaragoza. De 1980 a 1992 trabajó como intérprete en el Ballet de Zaragoza, Ballet Royal de Wallonie (Bélgica) y Ballet Nacional de España, donde interpretó papeles solistas y principales. A partir de 1993, firma sus propios trabajos lejos del lenguaje académico. En 2015 recibe el Premio de la Crítica de Cataluña en la categoría de «mejor solo de danza» por el espectáculo Wakefield Poole: visiones y revisiones. «Oficialmente soy Celeste desde mayo de 2018, cuando el Estado español me otorga un nuevo dni con el nombre y el sexo cambiados. El Estado español no admite que una persona tenga un nombre femenino habiendo tenido uno masculino, ni una identidad femenina habiendo tenido una masculina, si antes no destruye la partida de nacimiento y crea una nueva antidata. El Estado no reconoce la disidencia de género. Por lo que ahora, según las autoridades, yo nací mujer y me bautizaron Celeste. Siendo así, ¿cómo pudo Celeste estudiar en el colegio de los Jesuitas? ¿A cuento de qué la llamaron para hacer el servicio militar? ¿Cómo pudo ser que se cambiara en el vestuario de hombres? ¿Y que fuera partenaire, ente otras, de la Plisetskaya? ?Tú engañas porque parece que haces lo que no haces?, me dijo María de Ávila. ¿Habré sido siempre una impostora?».

FIZ SANTOS, REGINA

Regina Fiz Santos, nacida en el norte de Portugal, emigra a Brasil con su familia cuando tiene seis años. A los diecisiete regresa a Europa. Londres, Lisboa y Madrid son ciudades donde Regina se convierte, en poco tiempo, en un personaje indispen­sable de la noche. Pronto entra en contacto con artistas que despiertan su curiosidad y atraen su atención hacia movimientos como la «postpornografía» y el «arte queer». Actualmente es muy difícil encontrarla en la noche, pero su nombre aparece unido, cada vez con mayor frecuencia, al de creadores de renombre internacional. «Regina es un resultado y también un proceso. Es el resultado de una experiencia de vida en constante lucha conmigo misma y con las normas. La rebelión contra mi cuerpo y lo que me rodea me lleva a la aceptación de la lucha hasta convertirla en proceso. Afirmar mi identidad es un problema que se transforma en lucha política. Mis piezas son una búsqueda: a través de ellas me defino, descubro mi sexualidad, los signos que me habitan, los fetiches, los monstruos que respiro? Me gusta colaborar con otros artistas, buscar nexos y apoyarnos mutuamente para dar forma a nuestras necesidades. El espacio, los espacios, se habitan y se construyen desde un diálogo común y compartido. Muestro mi cuerpo, mi sexualidad, mi espacio más íntimo, habitado desde lo privado y en comunión compartida con el espectador».