SOMOS UNA IMAGEN DEL FUTURO

LA REVUELTA GRIEGA DE DICIEMBRE DE 2008
Imagen de cubierta: SOMOS UNA IMAGEN DEL FUTURO
Precio: 16,50€
Este libro se puede adquirir, siendo el plazo de entrega a particulares un pelín más largo de lo habitual. Muchas gracias.
Libro disponible en la Distribuidora Traficantes de Sueños
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Número de páginas: 
408
Dimensiones: 170 cm × 230 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
2019
ISBN: 
9789200699788

Este libro es un retrato coral de lo que ocurrió en diciembre de 2008,acontecimiento que abrió el tiempo y se inscribió en la memoria transnacional de los movimientos libertarios. Una tremenda insurrección reventó en las narices de un estado policial capaz de dar muerte a un niño, Alexis. Y no encontró límite. Era diciembre, hacía frío, pero la multitud salió a la calle y rompió con todo.
Como ya había dicho el poeta Nazimm Hikmet, nacido en Salónica y emblema de las letras turcas: ?Si yo no ardo; /si tú no ardes,/ si nosotros no ardemos,/ ¿Cómo de las tinieblas/ haremos claridad??
Las antorchas del #YoSoy132 retomaron estas palabras años después en México en 2012. Y las calles del mundo en 2019 son una vez más rosas de fuego en Quito, Barcelona, Santiago de Chile, Beirut, Puerto Príncipe... Entender estos momentos de rebelión a través de múltiples voces, de diversas genealogías, miradas y fechas es lo que propone este libro. ¿Qué es la rebelión ante la violencia brutal y la humillación estructural llamada crisis? ¿Cuál es la necesidad de romper todo de una vez por todas, contra lo que nos rompe cada vez? En 2019, las mujeres hicieron arder las calles de Lima y de la Ciudad de México contra los
feminicidios con un poema: ?Si mañana soy yo/ si mañana no vuelvo/ destrúyelo todo./ Si mañana me toca, / quiero ser la última.?
Destruir todo. Romper tanto que se constelen estrellas. El fuego estalla y enlaza generaciones, lugares. Quemar. Si no se puede imaginar un nuevo comienzo, al menos traer un perfecto fin, ígneo, refulgente. El fin de la humillación y de un estado de cosas que niega la vida. Expiar con la rabia y reducir a cenizas lo intolerable. Quizás así, encarnar un nuevo amanecer.
Guiomar Rovira