Usted está aquí

La Hormiga Atómica Liburuak Una sala polivalente al servicio de la imaginación política

Creemos que cada lucha y cada tiempo necesita de sus propios lugares donde tejerse. Plazas, tabernas, ateneos, foros virtuales... Cada uno de estos nombres nos remite a espacios que han contribuido a potenciar la rebeldía, a facilitar el encuentro entre sujetos diversos, a enriquecer los debates y a afilar las herramientas dialécticas.

Cuando nos imaginábamos un nuevo espacio para La Hormiga Atómica Liburuak, pensábamos justo en eso: ser uno de los espacios donde se imagina la revolución de los de abajo, especialmente en esta ciudad en la que las administraciones públicas limitan y censuran las actividades políticas que se desarrollan en sus propios espacios y, en muchas ocasiones, también las que tienen lugar en otros locales.

En ese contexto, nos parece que el mejor activo que podemos poner a disposición de la ciudad es un lugar común: una sala polivalente de más de 150 metros cuadrados habilitada para charlas, jornadas, reuniones de colectivos, actividades culturales y talleres. Un pulmón social en mitad del casco viejo, un laboratorio de experimentación libre para la transformación.

¿Qué es la Hormiga Atómica Liburuak y en qué quiere convertirse?

La Hormiga Atómica Liburuak comenzó a reunirse en otoño del 2006 con un objetivo concreto: queríamos intervenir en la política de nuestra ciudad utilizando los libros. Un año más tarde, abrimos nuestro local que fue, finalmente, una cafetería-librería con una sala polivalente. Poco a poco, casi a tientas, se fue convirtiendo en algo parecido a un centro social gestionado de forma colectiva y comenzamos a hacer política con los libros como excusa, pero llegando mucho más allá.

Nuestra actividad económica se organiza en función de objetivos políticos y las plusvalías generadas se reinvierten en la actividad política. Por eso, la organización del espacio, del tiempo de trabajo y de nuestra militancia se hace a través de una asamblea. Somos, en resumen, un híbrido de colectivo político, centro social y estructura empresarial con vocación de colaborar con otros sujetos.

En estos 6 años de experiencia, hemos tejido algunas alianzas con las luchas que se han desarrollado en nuestro territorio y hemos servido como punto de referencia, de encuentro y de reunión para otras iniciativas políticas y culturales. En medio de la crisis, cuya manifestación económica es un síntoma de una crisis de legitimidad del régimen, hemos decidido dar un salto de escala. ¿Por qué? Porque, precisamente, entendemos que la crisis abre una nueva época en la que, inevitablemente, la política va a estar en el centro de nuestras vidas, si es que queremos buscar alternativas. Pensamos que, para atajar nuestra precariedad y aumentar nuestra potencia, teníamos que dar este salto de escala, que no es otra cosa que el nuevo proyecto de la Hormiga Atómica Liburuak. Nos cambiamos de local, multiplicamos por cuatro el número de libros, multiplicamos por cuatro el número de cooperativistas y esperamos multiplicar nuestra capacidad de intervenir en la agenda política y de aportar al común.

Este espacio está situado en el corazón de Iruñea y mantiene y amplia las apuestas de la fase anterior: empujar las dinámicas de rebeldía a nivel metropolitano, hacer frente al racismo institucional, a la guerra entre pobres y a la devastación del territorio.

Dentro del nuevo espacio, entendemos que es clave la sala polivalente. En el antiguo local, tener a nuestra disposición una pequeña sala de actos nos ha permitido generar un vínculo estable con otros colectivos de la ciudad. Nos ha permitido, también, ofrecer un espacio de reunión al 15M y a sus distintas mutaciones. En ella se ha conspirado para preparar huelgas, bicipiketes y ocupaciones de bancos y casas. En ella se han presentado los libros que nos aportan claves para tumbar al gobierno de las finanzas y en ella, también, diversos colectivos culturales han realizado sus presentaciones, actuaciones y conciertos.

Pensamos, en definitiva, que la sala polivalente resume nuestra apuesta por los bienes comunales y la posibilidad de crear un proyecto político que contribuya a poner esta ciudad patas arriba y que, al mismo tiempo, sea viable empresarialmente.

Agradecimientos:

Queremos destacar aquí que la Editorial Traficantes de Sueños, el colectivo Eguzki Bideoak y la Editorial Susa han colaborado con nuestro proyecto ofreciendo algunos de sus materiales para las recompensas individuales.

Colabora, apoya, difunde