Usted está aquí

Imagen
Actividad

«Marca(da) España. Retrato poético de una sociedad en crisis»

Jueves, 15. Enero 2015 - De 19:30 hasta 21:00
Lugar: 

Traficantes de Sueños

Materia: 
Nº de comentarios: 0
descripcion alternativa Versión para impresión

Con la participación de Laura Casielles, María Ángeles Maeso, Jorge Riechmann, Matías Escalera Cordero, Gsús Bonilla, Federico Ocaña y Alberto García-Teresa.

El proyecto Marca(da) España surge por iniciativa de diferentes poetas, a las y los que se sumaron inmediatamente otras muchas y muchos de un modo entusiasta y desinteresado, que sintieron la necesidad de dar una respuesta artística contundente y clara a las políticas neoliberales que nos han puesto ante el abismo con la excusa de una crisis que no es otra cosa que una estafa a gran escala.
Para ello, se entregó una fotografía de Reiner Wandler a cada poeta, con el fin de que aportaran un texto (en la mayoría de las ocasiones escrito ex profeso) sobre o desde dicha fotografía, y se tomó, para nombrar el resultado definitivo, la famosa frase “Marca España”, repetida hasta la saciedad en los medios, porque nos pareció el resumen y la metáfora más acabada de ese concepto neoliberal, depredador e inhumano que reduce la realidad social de un pais entero a una mera marca, a pura mercancía. Frente a esa violencia material y conceptual impuesta desde unos poderes fácticos y economicos decadentes y desesperados, capaces de todo por continuar lucrándose, la poesía de decenas de escritores y escritoras y la fotografía de Reiner Wandler, dialogando entre sí, proponen una sentida reflexión y documentación de esos microprocesos.

La Marca España marca a los españoles,les, como a reses o a esclavos, con el sello ígneo de sus propietarios.
Políticos, bancos y multinacionales venden España y los españoles se llenan de llagas y moratones -tatuaje doloroso de nuestra condición súbdita, de nuestra falta radical de soberanía.

¿Qué marcas deja la Marca España? He aquí -en este libro- el catálogo de todas esas sombras medievales, cuerpos escurridos, basureros disputados, golpes policiales y miseria bautizada; pero también el de las protestas, los gritos, las demandas, los brotes de dignidad que componen esta España concreta y verdadera que reclama hoy visibilidad y soberanía. Este libro
muestra las marcas tristes que deja la Marca España, pero también la rabia viva que se rebela contra ella. Queremos una España de nombres y caricias.
Este hermoso y duro libro, a su modo, la invoca y la anticipa.