Usted está aquí

Imagen
Actividad

Presentación del libro "De los dolores y las penas. Ensayo abolicionista y sobre la objeción de conciencia " de Vicenzo Guagliardo

Jueves, 8. Mayo 2014 - De 19:30 hasta 21:00
Lugar: 

Traficantes de Sueños

Organiza: 
Traficantes de Sueños
Materia: 
Nº de comentarios: 0
descripcion alternativa Versión para impresión

Con la participación de Paz Francés, traductora del libro, Madres contra la Droga y Ángel Gil López, ex-miembro del Servicio de Orientación Jurídica Penitenciaria y miembro de ACOPE (asociacion de colaboradores con mujeres presas).

En el acto, además de transmitir las reflexiones del autor tras sus 20 años en prisión, esperamos analizar las actuales políticas penales del Estado y aprender de la lucha contra la cárceles de Madres contra la Droga.

 

¿Es deseable, y aún posible, una sociedad sin pena ni prisiones? Reivindicada por todos, medida y medio natural de castigo de las conductas oprobiosas, quizás nunca antes la cárcel había gozado de tanto consenso. Una cultura del castigo y una sociedad que ha hecho de la prisión su centro oculto, este es el objeto de la crítica de este libro.

Por eso su apuesta es simétrica y contraria: la abolición de la cárcel. Argumentos no faltan. Elevada a lugar del dolor y de la corrupción de la mente, la prisión es solo el espacio para una tortura prolongada. La cárcel no es pues ese medio de rehabilitación con el que se publicita en términos humanitarios. Su naturaleza criminógena es innegable y solo bajo la forma de la venganza, logra resarcir a las víctimas. De ahí la naturaleza irreformable del archipiélago carcelario. Y de ahí también la necesidad de articular un abolicionismo
claro y sincero de la «cultura del castigo».

Vicenzo Guagliardo nació en Túnez en 1948. Hijo de una familia de inmigrantes sicilianos regresa a Italia en 1962. Durante años trabaja como obrero metalmecánico en Milán. Es en este ambiente de fábrica en el que se sumerge en la militancia política e ingresa en las Brigadas Rojas. Detenido en 1980 es condenado a cadena perpetua. Durante su reclusión es uno de los pocos excombatientes que no acepta colaborar con la Justicia, esto es, entrar en el programa arrepentidos. Desde abril de 2011 está en libertad condicional junto a su esposa Nadia Ponti, también condenada a cadena perpetua.

Libros referenciados

Imagen de cubierta: DE LOS DOLORES Y LAS PENAS