Usted está aquí

FERRER, ISIDRO

Isidro Ferrer es el más pequeño de una familia de 20 hermanos. Como sólo medía 30 centímetros de alto nadie se fijaba en él y no le daban de comer. Tenía que luchar con los ratones para comer un trozo de queso. Al final se cansó de comer sólo queso y se fue de su casa. Entonces se metió en un barco sin que le vieran y dio la vuelta al mundo varias veces. Pero era un barco de soldados y tenía que hacerse soldado. Eso no le gustó. Entonces se hizo escultor y le dejaron seguir en el barco y dieron más vueltas al mundo. Isidro usó toda la madera del barco para hacer sus esculturas que eran cada vez más bonitas y más grandes y al final ya no hubo barco para seguir y entonces hizo una exposición.<BR><BR>Editorial Mediavaca