Usted está aquí

Imagen de cubierta: COMO APRENDÍ A ESCRIBIR Y OTROS TEXTOS

COMO APRENDÍ A ESCRIBIR Y OTROS TEXTOS

GORKI, MAKSIM

ISBN: 
978-84-617-6728-1
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
148
Dimensiones:
120x170
Fecha edición:01/11/2016
descripcion alternativa Versión para impresión
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños

Este libro tiene disponibilidad inmediata.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

7,00€
En esta obra, Gorki nos cuenta, clara y elocuentemente, su posición estética, su credo artístico. Para Gorki, el verdadero escritor es aquel que sabe conjugar en una ecuación variable pero rigurosa los elementos realistas y románticos del quehacer literario. Sin simplificaciones, sin formulas mecánicas, nos da con su palabra estimulante un mensaje que reconforta y conmueve.
«Un día un numeroso grupo de presos fue conducido a lo largo de la calle con gran entrechocar de cadenas. De un lado, cerca del pavimento, había dos convictos encadenados de pies y manos; uno de ellos, un hombrón de barba negra, ojos de caballo, una profunda cicatriz roja cruzándole la frente y una oreja mutilada, era una figura formidable. yo caminaba por la calle contemplando a ese hombre, cuando de pronto me gritó alegremente y en voz alta: "Eh, chico, vamos, ven con nosotros". Fue como si con esas palabras me hubiese tomado de la mano. Inmediatamente corrí hacia él, pero uno de los guardias me empujó con un juramento. De no haber ocurrido eso, habría podido seguir como un sonámbulo a ese hombre terrible; lo hubiera seguido, precisamente porque era extraño, diferente a la gente que yo conocía. Era terrible; estaba encadenado pero me conduciría a una vida diferente. Durante mucho tiempo recordé a este hombre y su voz amable y alegre.»

Recomendaciones

GORKI, MAKSIM

Maksim Gorki, cuyo verdadero nombre era Alekséi Maksímovich Péshkov, nació en 1868 en Nizhni Nóvgorod, hijo de un agente naval. Huérfano a corta edad, fue criado en casa de sus abuelos maternos, y a los doce años fue obligado a dejar la escuela para aprender un oficio. El chico fue, entre otras cosas, aprendiz de pintor de iconos y de zapatero, y trabajó como la-vaplatos en un barco, donde un cocinero le enseñó a leer. A los veintiún años intentó suicidarse de un disparo en el pecho, del que sobrevivió pero que le causó trastornos crónicos de pulmón.

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario