Usted está aquí

Imagen de cubierta: EL CANTO Y LA CENIZA- RÚSTICA

EL CANTO Y LA CENIZA
ANTOLOGÍA POÉTICA

AJMATOVA, ANNA - TSVETAIEVA, MARINA

ISBN: 
978-84-17355-64-7
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Número de páginas: 
304
Dimensiones:
140x210
Fecha edición:01/06/2018
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión

Este libro tiene disponibilidad inmediata.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

16,90€

Los poemas que componen la presente antología nos hablan de la experiencia de dos mujeres: el amor y el desamor, la humillación y la resistencia, la desesperación y el anhelo, la creación y la monotonía de la cotidianidad, la crueldad de la historia y la ternura como sentimiento de la vida. El canto y la ceniza, antología seleccionada, traducida y comentada por Monika Zgustova y Olvido García Valdés, da cuenta de manera amplia y significativa, de la obra de Anna Ajmátova y Marina Tsvetáieva, las dos grandes poetas rusas del siglo xx. Este volumen incluye Réquiem y Poema sin héroe, obras maestras de la primera, y Poema del fin y '¡Por el Año Nuevo!', de la segunda, así como un generoso conjunto de composiciones de las dos poetas, que abarca todos sus periodos de creación. El volumen busca más que el estricto orden cronológico 'un ritmo de lectura convincente que retuviese en todo momento -como proponen las traductoras- la intensidad del canto y la amarga, leve, gravedad de la ceniza'.

Recomendaciones

AJMATOVA, ANNA

Nacida en 1889, fue símbolo del exilio interior. Poeta asimismo precoz, a partir del fusilamiento en 1921 de su marido, Nikolai Gumiliov, del que se había divorciado años antes, comenzó a padecer una marginación oficial que empeoró en 1923, cuando se le impidió publicar, y continuó hasta 1940. No obstante, la represión no impidió que buena parte de sus poemas se conservaran literalmente en la memoria propia y de los amigos más próximos.

TSVETAIEVA, MARINA

Nacida en Moscú (1892) su destino está inextricablemente unido a la historia contemporánea de Europa, marcada por dos guerras mundiales y el advenimiento de dos regímenes totalitarios. Casada muy joven con Serguéi Efrón, queda sola en Moscú, con dos niñas pequeñas —Irina, la menor, morirá de inanición durante la gran hambruna del invierno de 1919-1920—, cuando su marido marcha como voluntario del Ejército Blanco. En 1922 deja Rusia y, previo paso por Berlín, va a Praga donde se reencuentra con su marido.

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario