Usted está aquí

Imagen de cubierta: ESTA NOCHE ME EMBORRACHO, FOLLO Y PELEO

ESTA NOCHE ME EMBORRACHO, FOLLO Y PELEO

RUÍZ PAZ, HAROLD

ISBN: 
978-84-942148-5-1
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
210
Dimensiones:
120x220
Fecha edición:01/01/2014
descripcion alternativa Versión para impresión
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños

× Este libro se puede adquirir pero el plazo de entrega será un poco más largo de lo habitual. Disculpen las molestias.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

12,00€
Mi nombre es Harold Ruiz y eso para nada me hace feliz. Ante la maldición de arrastrar un nombre que no elegí hubiera preferido llamarme Nadie -como Ulises ante Polifemo- o qué tal ¿Meconio Carantanta? Desde que nací, soy honoris causa en las miserias, sufrimientos y fracasos de la vida. Me enorgullece ser tísico, khisexual, estéril y loco y, además, pertenecer a la calaña de los seudo-cínicos y de los rebeldes sin causa. Si bien reniego de Dios por privarme del don de matar con la mirada o, al menos, el que escupir cianuro a chorros, me prosterno a darle gracias por la invención de las enfermedades, la vejez, la muerte las desdichas. Mi más grande desasosiego es que la humanidad sobreviva por una década o más. Mi anhelo más filantrópico es escribir un aforismo que quien lo lea se suicide.| 6TE|32469|1|1| Mi nombre es Harold Ruiz y eso para nada me hace feliz. Ante la maldición de arrastrar un nombre que no elegí hubiera preferido llamarme Nadie -como Ulises ante Polifemo- o qué tal ¿Meconio Carantanta? Desde que nací, soy honoris causa en las miserias, sufrimientos y fracasos de la vida. Me enorgullece ser tísico, khisexual, estéril y loco y, además, pertenecer a la calaña de los seudo-cínicos y de los rebeldes sin causa. Si bien reniego de Dios por privarme del don de matar con la mirada o, al menos, el que escupir cianuro a chorros, me prosterno a darle gracias por la invención de las enfermedades, la vejez, la muerte las desdichas. Mi más grande desasosiego es que la humanidad sobreviva por una década o más. Mi anhelo más filantrópico es escribir un aforismo que quien lo lea se suicide.

Recomendaciones