Usted está aquí

“El Orgullo se ha convertido en una fiesta sin memoria y vacía de toda reivindicación, por lo que consideramos fundamental recuperar la fecha histórica del 28 de junio, como el día del orgullo de las personas disidentes de sexo, género o corporalidad, porque antes que nosotres hubo quienes se dejaron la piel en la lucha por un mundo donde quepamos todas. 
Queremos hacer hincapié, además, en que la lucha de disidencia de sexo, género o corporalidad ha estado y debe caminar junto con las luchas transfeministas, antifascistas y antirracistas, denunciando las violencias machistas y del cisheteropatriarcado, luchando contra la especulación y la gentrificación en los barrios y en pie de guerra contra la ley de extranjería. Un Orgullo que cuestione la utilización de los derechos, las diversidades y opresiones del colectivo como un lavado de cara de las políticas neoliberales.”
[Extractado del comunicado de @orgullocriticomadrid]

 

Somos diversas, y es desde el reconocimiento de esa diversidad desde el que pretendemos, desde los inicios, sumarnos a la lucha por un mundo-otro, donde esa diversidad no pueda ser nunca más motivo de exclusión, rechazo u odio.

Hermanes, de 0 a 99 años, estamos con vosotres y contra el retroceso de los derechos alcanzados; seguiremos dando la tabarra también desde la lectura, el pensamiento crítico, la edición y la difusión de conocimiento. 

Ahí van algunos textos absolutamente orgullosos (de ser y de existir).