Usted está aquí

Hermana: si esto te ha pasado, te sanará leerlo. Si no te ha pasado, tendrás cerca a una amiga que quizá se lo calla. El 25 de noviembre es la cita que nos recuerda que queda mucha violencia machista por erradicar, que la justicia es patriarcal y no escucha ni a mujeres ni a niños; que, por último, más vale que nos demos las herramientas de lucha unas a otras, sin dejar a ninguna atrás.

Con el estómago apretado y la sensibilidad erizada, seleccionamos literatura que contiene pedazos de vidas de mujeres. Paños de lágrimas, historias amargas, denuncias elocuentes, testimonios sangrantes, motivos para la rabia, documentos sobre los crímenes de violencia machista que suceden, lamentablemente, a lo largo y ancho del globo.