APROPIACIONES DE LA CIUDAD

GÉNERO Y PRODUCCIÓN URBANA LA REIVINDICACIÓN DEL DERECHO A LA CIUDAD COMO PRÁCTICA ESPACIAL
Imagen de cubierta: APROPIACIÓN DE LA CIUDAD
Precio: 18,00€
Este libro se puede adquirir, siendo el plazo de entrega a particulares un pelín más largo de lo habitual. Muchas gracias.
Libro disponible en la Distribuidora Traficantes de Sueños
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
275
Dimensiones: 210 cm × 150 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
2018
Materia: 
Licencia: 
CC BY-NC-ND
ISBN: 
978-84-16828-35-7

Te has preguntado cómo, por quién y para quién están diseñadas las ciudades, para qué tipo de personas, cuerpos y necesidades? En ese sentido, ¿alguna vez has pensado si las ciudades son vividas de igual manera por hombres y mujeres? Y si los gobiernos proclaman políticas urbanas por la igualdad de género bajo el discurso del ?derecho a la ciudad?, ¿eso garantiza su efectivo cumplimiento?
Apropiaciones de la ciudad ofrece mirada(s) con criterio(s) e intención(es), presentando varios casos de estudio que analizan cómo las mujeres se enfrentan a la configuración espacial del poder, la cual impacta de manera particular su experiencia en y de la ciudad. Para ello, retomamos el debate del ?derecho a la ciudad?, término acuñado por Henri Lefebvre, reivindicando su sentido como ?práctica espacial?, es decir, apelando a la dimensión percibida que se ve reflejada en los usos del espacio que las mujeres articulan desde su cotidianeidad. La inclusión de este concepto en las agendas públicas ha obviado el rol instrumental de la urbanización en la mercantilización del espacio, dando cuenta de los recortes de su significado en un contexto marcado por la anulación de su dimensión anticapitalista.
La desigualdad de género, traducida en varias formas de violencia hacia las mujeres, se territorializa en enclaves concretos, pero afecta de manera generalizada los ambientes en donde se desarrolla la vida urbana: el hogar, la calle, el barrio, la escuela y el espacio público. Una aproximación a las prácticas espaciales de éstas, implica aquí retomar el valor de uso como punto de partida idóneo para desmontar la reducción de la ciudad al ámbito del control y la mercancía. Y para exigir que la ciudad sea también concebida a partir de sus apropiaciones.