Usted está aquí

Imagen de cubierta: A QUÉ ESPERAN LOS MONOS...

A QUÉ ESPERAN LOS MONOS...

KHADRA, YASMINA

ISBN: 
978-84-206-9179-4
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
368
Dimensiones:
155x230
Fecha edición:01/11/2014
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión

Este libro tiene disponibilidad inmediata.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

18,80€
En el silencio del bosque de Bainem aparece el cuerpo desnudo de una joven atractiva, cuidadosamente maquillada. Tiene una extraña y cruel mutilación, como si hubiera sido víctima de un ritual. Le encomiendan el caso al equipo de la comisaria Nora Bilal, una mujer de fuertes convicciones que no lo va a tener fácil. No sólo por moverse en una sociedad falocrática; sino porque se va a enfrentar a un caso cuyos hilos conducen a los poderes fácticos del país, a los intocables, a aquellos que nadie se atreve a nombrar pero que todo el mundo conoce. Su sola mención provoca pavor en una sociedad que se ha acostumbrado a vivir en la mentira, el engaño y la sumisión. En la que el bien y el mal se confunden. A qué esperan los monos... es una novela de intriga política, con una trama palpitante y vertiginosa: una novela negra que trasciende los límites del género. De la mano de una serie de personajes golpeados por el destino Khadra nos sumerge en un ambiente sofocante de arribistas y abusos de poder en todas sus formas, de corrupciones y complicidades a todos los niveles; el de una sociedad argelina que soñó con un mundo mejor a través de la independencia, pero a la que una elite emergente, sin fe ni ley, le robó la sonrisa. Una bajada a los infiernos, no para abrasarse sino para recuperar la esperanzadora luz perdida.

Recomendaciones

KHADRA, YASMINA

Yasmina Khadra ?seudónimo literario de Mohamed Moulessehoul? nació en 1955 en el Sahara argelino. A los nueve años, por voluntad paterna, ingresó en la Escuela de Cadetes. Publicó sus primeros libros en Argelia a mediados de los años 80, hasta que en 1989 una circular impuso la censura entre los miembros del Ejército. A partir de ese instante seguirá escribiendo con el nombre de su esposa, «una manera de rendir homenaje a la mujer argelina, quien primero se alzó contra los integristas».

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario